1Recepción proyectos de inversión.

Los proyectos se recepcionarán y clasificarán según sector y estado evolutivo de la empresa. Todos los proyectos deberán reunir una documentación mínima (currículo de promotores, plan de negocio, datos generales).

La documentación se preparará y se hará llegar al departamento de análisis para proceder a su estudio.

2Departamento de análisis.

En esta fase se filtran los proyectos que reúnen los criterios fijados por la sociedad.

(a) Análisis preliminar.

Se somete a los proyectos a un análisis de los aspectos básicos del plan de negocio, sin entrar en profundidad, para someterlos a una primera criba en la que comprobamos que el proyecto se alinea con los criterios generales de inversión definidos en nuestra Política de Inversiones respecto a:

• Sector de actividad.

• Etapa de desarrollo (Semilla, Start up o expansión).

• Emprendedor y equipo directivo.

• Tecnología.

• Competidores.

(b) Análisis exhaustivo.

Los proyectos que pasen esa primera criba serán analizados en profundidad a través de un proceso de “due diligence”. Este “due diligence” parte de un modelo general que adaptaremos en función de la etapa de desarrollo de la empresa, y del acuerdo de restricción adoptado con los promotores en su caso, que incluirá de forma general una revisión sobre:

• Antecedentes.

• Visión general del negocio.

• Organización (dirección, personal, instalaciones, producción y distribución).

• Análisis del negocio.

• Análisis financiero.

• Otros aspectos (sistemas de información y control, asuntos medioambientales, gestión del riesgo, situación legal, etc.)

Si los proyectos cumplen con los criterios de inversión fijados por la Sociedad, se procede a realizar un informe sobre los aspectos clave del plan de negocio, así como una valoración inicial que son elevados al Consejo de administración para su análisis final.

3Consejo de Administración.

El Consejo de Administración estudiará los informes emitidos por el departamento de análisis sobre las distintas oportunidades, y se decidirá, en caso de resolverse positivamente, los aspectos clave de la operación referentes a:

• Acuerdo de compra (volumen de financiación, tipo, calendario de desembolsos, rondas de financiación, etc.)

• Solicitud de garantías.

• Pactos de accionistas.

• Acuerdos de seguimiento.

El objetivo es obtener una buena estructuración financiera que proporcione incentivos comunes con los emprendedores a partir de los cuales es posible alinear los intereses en pro de dos objetivos principales:

• Maximizar el desempeño y los resultados de la compañía participada.

• Crear las condiciones para una desinversión que reporte una rentabilidad sustancial.

1Acuerdo final.

Por último, el Consejero Delegado de la Sociedad negocia con los emprendedores las condiciones propuestas por el Consejo de Administración y rubrica el acuerdo final con la empresa que va a ser participada.